El Cuenco de Biran. Un Regalo del Cielo

 

 

 

 

Nota del Traductor: En el siguiente texto,  Chiba Sensei describe la génesis y su visión del Birankai

 

 

En el seminario de verano de  1997 en Méjannes-le-Clap, uno de los principales instructores franceses me pidió encontrar un nombre  para nuestra comunidad internacional de Aikido, y que veía su tamaño crecer rápidamente de año en año. La comunidad en cuestión, nació de manera natural, y después,  a través de los intercambios de instructores  de la Federación de Aikido de las costa oeste de los Estados Unidos (USAF región oeste), del British Aikikai, de diversos dojos franceses y sus asociados  en Grecia, en Suiza y en Alemania, ella creció para convertirse en una familia internacional dotada de un sello fuerte y bien reconocible. La necesidad, de dar un nombre a esta comunidad era también urgente debido a la política que prevalece en Europa, donde el Aikido sufre un control organizacional muy rígido, y sobretodo de un  marco administrativo que tiende a neutralizar el libre y abierto flujo de la relación alumnos-profesor, una de nuestras mayores prioridades. Esta situación hizo que nuevos miembros, que ya sufrían de un sentimiento de falta de identidad en su vida de aikidoka, a ponerse en búsqueda de una nueva dirección para salir del estado de confusión y de insatisfacción que reina actualmente.

Después de dos años de reflexión, elegí el nombre Birankai. La palabra Biran pertenece a la terminología budista para designar a la tormenta cósmica que precede a los cambios en el orden cósmico. Es una fuerza de restablecimiento que se manifiesta espontáneamente para restablecer el orden. La tormenta puede ser potente y violenta. Pero al mismo tiempo da un efecto de cura por la limpieza y la purificación. En enero del 2000, decidí de aprovechar el cambio de milenio y del año del dragón  para dar el punto de partida oficial al Birankai. Durante el seminario de verano del 2000 de la USAF WR, que se desarrolló en el mes de junio en San Diego, designé, al Doctor Rikko Varjan para ser el director  de la familia Birankai.

El bol que vemos aquí, con sus tres motivos en círculo, corresponde perfectamente a mi visión de Biran. Al centro, una potente espiral de energía emerge de un misterioso fondo tricolor asociando el blanco ceniza, el verde profundo y el azul. El segundo motivo (que parece haber sido hecho a cuchillo o espátula) envuelve al primero de pétalos de flores de un color marrón de humo, con manchas de  verde  profundo y de azul partiendo desde el centro, como un aura que propulsa la espiral de energía. Este motivo evoca para mi  los efectos de amida yasuri (el aura de Buda), que vemos seguido irradiar hacia el exterior en las tsuba (protecciones de un sable) japonesas. El marrón claro del pie se mezcla a sus tres colores para dar la impresión de una mancha que se extiende. Emana del conjunto, y de los potentes efectos de fuego y humo sin ningún barniz evidente, un sentimiento de misteriosa belleza. Las paredes del bol, que se yerguen progresivamente sobre el pie y a un ángulo de cuarenta grados, expresando simultáneamente la expansión y la contracción o la fuerza centrípeta y centrífuga.

No estoy seguro sobre el origen bol, pero me parece que se trata de una cerámica japonesa de Bizen o Tamba. Lo encontré en una pila de objetos sin valor en mi garage durante el verano de 1999, muy próximo al momento cuando elegí el nombre de Biran. Que perfecta coincidencia! Pensé inmediatamente. Me enteré luego que mi esposa lo había encontrado puesto sobre un basurero en una calle vecina. Era sin duda en regalo del cielo y una bendición para el Birankai.

 

Traducido del artículo: The Bowl of Biran, Heavenly Gift. Publicado en el boletín Shiun Volumen 1, Primavera del 2002

 

 

Please reload

Entradas destacadas

El Cuenco de Biran. Un Regalo del Cielo

November 21, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 3, 2019

May 17, 2019

April 1, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags